domingo, 14 de diciembre de 2014

Ouróboros: La espiral de la pobreza

 

Desde febrero de este año, el Grupo Anarquista Albatros se ha embarcado en un proyecto audiovisual que está a punto de ver la luz. Se trata de un documental sobre la solidaridad en contraposición a las formas de caridad de la Iglesia que, también y cada vez más, hace suyas el Estado. Ofrecemos a nuestros lectores una entrevista con miembros del grupo.

Diciembre 2014

¿De dónde viene la idea de impulsar una película sobre este tema?

Pues nos animamos a intentarlo a raíz de la investigación que un miembro de nuestro grupo, Julio, había hecho sobre este tema. Vimos que la participación de quienes han estado o están en proyectos de solidaridad de base y sus experiencias topándose contra las instituciones de beneficencia de toda la vida ligadas a la Iglesia católica podían ser un buen complemento a la crítica que ya se estaba haciendo en forma de conferencias.

¿De dónde viene y qué significa «Ouróboros»?

Hubo algunas reticencias a poner esta palabra por ser poco común, pero finalmente nos decidimos porque encierra una alegoría que refleja perfectamente el mecanismo de la caridad. Es una palabra de origen griego que hace referencia a un sistema cerrado, infinito, del que no se puede salir (entre otras acepciones). Estamos acostumbrados a verlo representado por una serpiente comiéndose la cola y seguro que muchos se acuerdan del «Auryn» de aquella obra genial de Michael Ende titulada La historia interminable. Con ello queremos simbolizar la realidad perversa, donde quienes son los responsables de la miseria de una parte importante de la población (cada vez mayor) con sus políticas desde los distintos gobiernos, con la explotación indiscriminada de los trabajadores desde la patronal, o con la mentira defensora del orden vigente desde los púlpitos, se colocan a continuación en la primera línea de la «preocupación por la pobreza» e impulsan donativos respondiendo a un deber cristiano, que es mucho menos molesto que la ética, que cuestionaría el origen de su riqueza. Hay quien lo ha apuntado certeramente al decir que es contra la riqueza contra lo que hay que luchar, no contra la pobreza, porque una es el origen de la otra.

¿Con quién habéis contado para la realización del documental?

En la parte técnica hemos contado con gente de un nivel profesional al que no estamos acostumbrados, si somos sinceros, y se va a notar en el acabado final. Pero además de las cámaras y el sonido ha sido realmente emotivo poder contar con compañeras en las tareas de transcripción, traducción, subtitulado y otras, que se ofrecieron desde el primer minuto y sin cuyo esfuerzo militante no lo hubiésemos terminado ni en el tiempo ni con la calidad que lo vamos a poder disfrutar.

Por otro lado, para dar voz a la historia, hemos creído conveniente entrevistar a personas como Gonzalo Puente Ojea, ex embajador en la Santa Sede y autor de muchos libros desmontando el cristianismo que hemos heredado y en defensa del ateísmo, y Ana Lima, presidenta del Consejo General del Trabajo Social, desde donde se denunció el programa «Entre Todos» en el primer minuto de emitirlo en la televisión pública. Desde el plano de la lucha organizada asambleariamente incorporando prácticas de intervención social participan dos portavoces del colegio cordobés ocupado Rey Heredia, un miembro del Campamento Dignidad de Mérida, que nos cuenta su choque con la Fundación Banco de Alimentos de Badajoz, un miembro de la asamblea del 15-M del barrio madrileño de Tetuán donde montaron un Banco de Alimentos propio que fue cerrado por la policía por la intervención de la FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos) y dos personas de la OFIAM (Oficina de Apoyo Mutuo de Manoteras, también barrio de Madrid). A todos y todas ellas y a otros que no mencionamos no nos cansaremos de agradecer lo fácil que nos han puesto las cosas. También utilizamos una entrevista en radio a nuestro compañero Julio Reyero para aportar datos de su investigación sobre las instituciones de caridad más relevantes a las experiencias que cuentan el resto de compañeros.

¿Cómo habéis financiado la película?

Pues como no podía ser de otra forma con la colaboración de quienes nos rodean en primer lugar. Las fundaciones Anselmo Lorenzo y Aurora Intermitente han participado generosamente, así como varios compañeros de nuestro grupo y de los demás grupos de la Federación Anarquista Ibérica. También nos ha echado una mano AMAL (Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores), así como sindicatos de la CNT como Aranda de Duero, Málaga, Salamanca, Toledo y muchas otras personas que se sintieron interesadas por el tema a raíz de los artículos y las charlas que se han dado al respecto. Aprovechamos estas líneas para mandar un saludo cariñoso a todos ellos, y a todas aquellas personas que siguen colaborando o piensan hacerlo al leer esta entrevista, a las que invitamos a ponerse en contacto con el grupo.

Ha sido un desembolso considerable si hablamos en bruto y teniendo en cuenta a lo que estamos acostumbrados, pero en relación al resultado se ha abaratado muchísimo por la colaboración de toda la gente participante que ha creído que merecía la pena que este proyecto saliese adelante. Desde luego no podemos esperar que algo así salga de las instituciones del régimen porque es un hachazo a la raíz ideológica del sistema.

¿Cuándo y dónde pensáis estrenar la película?

Pues si todo va como esperamos estaría todo dispuesto para finales de enero y pretendemos hacer una presentación llamativa en una sala de cine con bastante aforo. Todavía no lo tenemos atado, pero es probable que sea en el Cine Doré de la Filmoteca Española o si no es posible buscaríamos una sala similar. Creemos que el tamaño es adecuado porque tendrá bastante repercusión, o al menos eso esperamos, tanto por la diversidad de la gente que ha colaborado como por la temática. Que sepamos no hay otros trabajos parecidos en torno a este tema, e incluso medios considerados de izquierdas tienen como referencia de lucha contra la pobreza el modelo de Cáritas y sus informes.

Posteriormente lo pondremos a disposición pública y gratuita en Internet, y para que pueda verse en zonas de habla no hispana lo estamos traduciendo y subtitulando al inglés, francés, alemán, probablemente italiano y esperanto, como no podía ser menos. Si pasado enero alguien tuviese dificultades en encontrarlo puede ponerse en contacto con nosotros y le facilitamos la forma de conseguirlo.

Para finalizar, diremos que esperamos que sea interesante para la mayoría de espectadores, que tenga muchos y que resulte útil en el combate en el que estamos por darle la vuelta a la tortilla en un mundo en el que se envían seis furgones policiales a desahuciar de su casa a una anciana de 85 años en Vallecas al mismo tiempo que se protege a dirigentes políticos que han robado en dinero público casi la misma cantidad que le reclaman a esta señora (véase el caso de Beltrán Rodríguez, no es un ejemplo inventado). Va a tener razón la Iglesia sobre que es una crisis de valores, pero no los que ellos creen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada