domingo, 9 de febrero de 2014

Ocho detenidos en Madrid al finalizar una manifestación antirrepresión



Madrid, 8 de febrero de 2014. La manifestación antirrepresiva, convocada para hoy a las 19 horas por una treintena de colectivos y que ha contado con un espectacular dispositivo policial formado por cientos de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), ha finalizado con ocho detenciones en el barrio de Malasaña. La cita, que ha transcurrido sin incidentes durante el recorrido comunicado a Delegación de Gobierno, ha partido a las 19 horas de la plaza de Cibeles para llegar en torno a las 21.30 horas a la plaza de España, donde ha sido desconvocada tras la lectura de un manifiesto titulado «Madrid unido contra la represión. Sin miedo, la lucha continúa hasta la victoria». En el mismo, se criticaba la «escalada represiva» contra los movimientos sociales vivida en los últimos meses en la capital.

Sin embargo, a las 22 horas varios grupos de UIP han perseguido a algunos manifestantes que han dejado barricadas con cubos y bolsas de basura para entorpecer el paso de los agentes y quemado algunos contenedores. Aunque no ha habido enfrentamientos, las fuerzas de seguridad han efectuado disparos de salvas y seis jóvenes han sido detenidos sobre las 22.15 horas en la plaza del 2 de Mayo debido a la intervención de una veintena de agentes vestidos de paisano. Otras dos personas más han sido detenidas [en Glorieta de Bilbao], lo que suma un total de ocho, cinco de ellas menores.

Durante las dos horas que ha durado la convocatoria se han escuchado gritos como «la voz del pueblo no es ilegal» o «menos policía y más educación». Encabezada por una pancarta en la que se podía leer «Contra su represión nuestra resistencia», la marcha se enmarca en el contexto de la lucha contra la futura Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza o Ley Anti 15M, que según numerosos colectivos y organizaciones incorpora al Código Penal un ordenamiento jurídico hecho a medida para frenar formas de protesta extendidas tras las acampadas del 15M, como Stop Desahucios, ocupaciones de edificios públicos o entidades bancarias, o la convocatoria de actos y manifestaciones a través de las redes sociales. Los convocantes han pedido una vez más la retirada del anteproyecto de ley, que se encuentra actualmente en fase de estudio.

«Todo el mundo ha podido ver como la Policía Nacional, con Cristina Cifuentes a la cabeza, ha orquestado lo que popularmente se ha difundido como 'caza de brujas', un operativo policial basado en la detención política indiscriminada de decenas de jóvenes antifascistas, feministas, revolucionarios y revolucionarias», han indicado las organizaciones convocantes a través de un manifiesto. Además, denuncian la violación por parte de las autoridades de «los derechos más elementales como los de asociación, reunión y manifestación, mientras los y las verdaderas criminales se llenan los bolsillos a costa de nuestro sufrimiento».

En el texto se ha hecho referencia a las cargas policiales vividas en los últimos días en Valladolid, durante una concentración anti corrupción con motivo de la Convención Nacional del Partido Popular el pasado 2 de febrero; Lavapiés (Madrid), en el Stop Desahucios convocado el 31 de enero, y Alcorcón, tras la manifestación del 1 de febrero contra la privatización de la empresa pública Esmasa y los despidos en el Ayuntamiento de la localidad madrileña. También han recordado a Encarna, la mujer de 56 años que continuaba en el hospital con un ictus hemorrágico causado por la intevención policial en Valladolid.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada