sábado, 10 de octubre de 2015

Ante las intervenciones militares en Oriente y el drama migratorio

 

La Federación Anarquista Ibérica (FAI) en 2013 emitió un comunicado contra la inminente intervención imperialista en Siria. Hoy vemos cómo este país está inmerso en una guerra civil sin cuartel a tres bandas. En este terreno de juego, otra vez se confrontan los intereses imperialistas de las potencias occidentales, Arabia Saudí y Rusia. En medio está el pueblo que, aterrorizado ante la miseria de la guerra, huye como puede en busca de una vida mejor.

Y no son los únicos; la intervención imperialista en Libia contra el dictador Gadafi, promovida por la UE y EE UU, lejos de acabar con el terror dictatorial, ha dejado al pueblo libio en la más absoluta miseria en otra guerra civil a varias bandas. Como consecuencia, otro drama migratorio hacia Europa sin precedentes.

La pobreza, la miseria y las guerras en las que los europeos mantienen sumidas a sus antiguas colonias del centro y sur de África, tienen como consecuencia que cada año miles de personas intenten cruzar el Estrecho de Gibraltar. Así, la Europa que se vanagloria de la caída del muro de Berlín, la libre circulación y la integración, levanta muros contra la inmigración en el Norte de África (Ceuta y Melilla) o en las fronteras de Hungría y Grecia, y en Calais desaloja campos de inmigrantes que intentan cruzar al Reino Unido. Fuera de Europa, otros muros, como el de la frontera de EE UU con México o el de Israel-Palestina, dividen al mundo en la paradoja de la que se nutren Occidente, Rusia y China a base de mantener en la miseria al Sur y Oriente.

La lucha por los intereses económicos, energéticos y armamentísticos mantiene al mundo en vilo en una política internacional de guerra total que permite el sostenimiento de las sociedades postindustriales, a costa de mantener en la miseria a los pueblos, con ayuda de la religión, el fanatismo, el nacionalismo, el miedo y el hambre.

Ante el caos que están produciendo Europa y EE UU en Oriente Medio, saludamos al pueblo kurdo, por un lado por promocionar el federalismo y la autogestión para emanciparse, y por otro lado por la dureza de tener que defenderse tanto de los ataques de Estados como Turquía, como de los de ISIS.

Contra la guerra, solidaridad entre los pueblos.
Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases.

FAI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada