miércoles, 8 de noviembre de 2017

'La Revolución desconocida' de Volin

(CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN RUSA)


En este año se cumple el centenario de uno de los hechos históricos más importantes del pasado siglo XX: la Revolución Rusa de 1917. Y, exactamente, en esta madrugada se asaltaba el Palacio de Invierno de Petrogrado (San Petersburgo-Leningrado) donde fueron detenidos los ministros del Gobierno Provisional, que conllevó a la Revolución de Octubre, fue el inició de la futura Unión Soviética, hasta su hundimiento en 1991. Con la llegada al poder en Rusia de los bolcheviques siguió una durísima guerra civil, los cuales terminaron ganando, y la instauración de una larga dictadura de partido único —rebautizado 'comunista' más tarde—, en nombre de una falsa 'emancipación' de los trabajadores.

A principios del año 1917 Rusia estaba inmersa en la Gran Guerra que asolaba y desangraba Europa, bajo una autocracia cuyo máximo exponente era el zar Nicolás II. El pueblo pasaba hambre y estaba harto de la guerra. En febrero (marzo según el actual calendario gregoriano, ya que entonces el país se guiaba por el anterior calendario juliano, con trece días de retraso) estallaron varias protestas en la capital que supuso el final del zarismo. Esta Revolución de Febrero trajo un régimen parlamentario liberal representado por la Duma, y a su vez los diferentes partidos socialistas (marxistas y populistas) ejercían un contrapoder desde el Soviet de Petrogrado. Este dualismo de poder tuvo consecuencias. El descontento social no amainaba, y los diferentes gobiernos provisionales nunca supieron estar a la altura de las circunstancias. Tras una intentona militar golpista fallida en verano, los revolucionarios fueron adquiriendo más fuerza. Y quienes mejor supieron aprovechar la situación fueron Lenin y sus secuaces en noviembre (octubre, según el viejo calendario).

En estos acontecimientos hubo muchos actores, desde liberales y conservadores, hasta los bolcheviques, pasando por los mencheviques y eseritas o social-revolucionarios. Pero también lo tuvieron los anarquistas. Uno de ellos, Volin, nos lo relató en un libro que escribió poco antes de morir durante su exilio francés, La revolución desconocida. En este libro nos cuenta el papel activo que tuvo el movimiento anarquista ruso; y, en especial, en la última parte, la guerrilla encabezada por libertarios en el sudeste de Ucrania, así como la rebelión de la base naval de Kronstadt que aspiraba a una tercera revolución social.

Hace diez años (desde otro blog) publicamos una primera versión de este poco conocido libro —fuera de los círculos ácratas—, ahora lo reeditamos de nuevo (todavía bajo el nombre del ya inexistente Grupo Anarquizante Stirner, ¡no se cambió en su momento!) para quien lo quiera leer.

Para descargarlo, este es el nuevo enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario